Lo que es el hombre delante de Dios, eso es y nada más. San Francisco de Asís.
ENVÍA LOS PROYECTOS DE TU FRATERNIDAD A: acc.social@franciscanosseglares.es (y/o) comisiondeaccionsocialofs@gmail.com
GRACIAS POR AYUDARNOS A AYUDAR

miércoles, 20 de julio de 2016

NOS REUNIMOS PARA QUERERNOS

  Se celebró el Fin de Curso de la Zona Cartaginense en Santa Catalina (Murcia) el 5 de junio.
  Los hermanos estuvieron en el Museo de Santa Clara de Murcia y también en ésta ciudad visitando la parte histórico-artística del casino.
  En Santa Catalina, punto del Encuentro, Convento de los hermanos menores, F. Martínez Fresneda nos dejó una homilía de la que aquí tienes un extracto y, que te debe dar impulso para la acción social.  

  La finalidad de una reunión es para hacer algo; en la fraternidad franciscana, en absoluto. Nosotros nos reunimos para a través de una relación personal, mirarnos desde el Evangelio, después la fraternidad hará según las cualidades que tenga; nosotros nos reunimos para querernos, nos reunimos para comprometernos, nos reunimos para tener una relación personal, para sentir que no estoy solo, sino que a través del Amor de Dios, desde una experiencia personal, yo lo veo en mi hermano, en mi hermana, vivir y convivir con mi hermano, que tiene derecho a ser querido cómo también yo lo tengo.
  Yo estoy aquí (mi vocación) por una experiencia de Dios que
se me ha dado franciscanamente, es decir, que la tengo que vivir en
una relación personal.
  La preocupación de la familia franciscana es cómo estructurar las
relaciones con Dios. En el misal de la familia franciscana encontramos a miles y miles de santos reconocidos, tenemos pensadores que dan vida a esos santos y esos santos dan vida a toda la familia franciscana.
  Tendremos las armas para relacionarnos con Dios (evangelio, devocionarios…) porque Él no sólo es el sostén de la fraternidad franciscana, sino es el que me hace comprender que la vida es de amor gratuito y libre, el amor en el cual uno se sitúa en esta vida y tener sentido es un amor de Dios y por tanto es un amor de la plenitud divina.
  Quienes dan fruto y frescor a la fraternidad son los pobres, los marginados; los estados por la influencia cristiana están más cerca de éstas personas porque les interesa, pero están cada vez solucionando más problemas.
  Jesucristo dijo: “pobres siempre tendréis entre vosotros”; y es así, es así. La expresión externa de nuestra Fe franciscana, el sacramento de lo que una fraternidad está viviendo, es su cercanía con parecerse, tener misericordia, consolar a las personas que realmente lo están pasando mal en cualquier sentido de la vida, después de los problemas básicos están los grandes problemas personales que hacen que haya tanta gente infeliz; por eso queridos hermanos, esto está en vuestras manos, y también esto está en vuestras manos en la lucha que tengáis para que los jóvenes vayan renovando, refrescando nuestras fraternidades.
  Crecer en el compromiso que los franciscanos debemos tener siempre, esto es para toda la familia franciscana.
Éste encuentro es un encuentro de vida, es un encuentro de gloria, de reafirmar nuestra vocación en el sentido de sentirnos fraternos, de hacer el bien. 
F. Martínez Fresneda, ofm. Extracto de la Homilía de Fin de Curso Zona Cartaginense. 





RECUERDA TÚ COMPROMISO ES:
AYUDAR AL 
HERMANO